Miércoles 23 julio 2014
Escribir

Escribir un blog es complicado, no solo por el arte de intentar juntar palabras dándoles un sentido, intentando que además su lectura resulte agradable. Que también lo es. Lo más complicado, dado el ritmo frenético de vida que llevamos es sacar un rato en el que poder hacerlo, de hecho tengo el área de administración de un montón de borradores que comencé en su momento, pero que hoy ya han perdido la inmediatez del momento y la perspectiva ya no resulta tan interesante, como hubiera resultado entonces. Es una de las cosas negativas de internet y de la nueva «sociedad twittera» [1] que estamos creando.

Otras veces me gustaría escribir sobre cosas más personales, quizás como válvula de escape o como forma de poder dar mi punto de vista de los hechos pero siempre caigo en el error de la autocensura, ya que hacer esto siempre afectaría a otras personas o podría estar dando más información de la cuenta de cosas internas de asociaciones o incluso administraciones. Lo segundo me es indiferente, pues vivimos en la época de la transparencia, en la que parece que todo debe de ser contado sin ton, ni son, sin explicar y sin la formación que requiere entender la multitud de datos que se generan y se vuelcan, como dicen los expertos en gobiernos abiertos, en bruto.

Al final todo resulta muy complicado y la primera consecuencia es que a veces por tiempo y a veces por mi autocensura, he perdido el ritmo de actualización del blog y con ello supongo que a tres de mis cuatro lectores habituales.

Prometo seguir buscando la formula para corregir esto y volver a estar activo. Quizás comience por quitarme mi autocensura, a fin de cuentas cada uno es dueño y responsable de lo que dice y hace.

Nos leemos muy pronto.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Diario de campo /Vida personal por Diego Navarro | Comentarios: 3
Ultimo comentario: 24 de julio de 2014 por Carolina |

Sábado 28 junio 2014
Y dentro de nada el #campaLonia14



El martes, 1 de julio, comenzamos la aventura. Promete. Y mucho.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Diario de campo /Vida JuveLina por Diego Navarro | Comentarios: 0

Lunes 31 marzo 2014
Premio a toda una trayectoria para la FARL


Siempre que sea necesario difundir la Cultura; dar una visión de lo que pasa; trasmitir lo que sentimos, lo que pensamos, lo que vemos los ciudadanos; y siempre que esta comunicación sea libre y horizontal, de persona a persona. Allí hemos estado, estamos y estaremos las Radios Libres.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Diario de campo /Vida radiogranjera por Diego Navarro | Comentarios: 0

Sábado 29 marzo 2014
Estamos PISAndo la Educación.

Marea verde para todos. Coro Infantil de Loranc.

Nuestro Estado se encuentra en un proceso imparable y diario de desmantelamiento de los servicios públicos que los ciudadanos observamos tranquilamente desde nuestro sillón, poniéndonos auto-excusas que justifican porque continuar viendo alguna de las mierdas que ponen por la tele telecinco. Nos preocupa más el ultimo libro de la Belén Esteban que las actuaciones de los que nos gobiernan, esto les da carta blanca. Luego nos sorprenderemos de los EREs, el Güertel, Barcenas, Noos, las cacerías en Boswana. Y nos enfadaremos con Jordi Evole por darnos una lección de forma clara, directa y sin contemplaciones: todos los días nos cuentan mentiras como si fueran verdades. De eso habla el periodismo. El verdadero periodismo.

Últimamente esta en la boca de todos el Informe PISA que nadie tiene muy claro lo que es, quien lo hace o para que sirve. Pero es útil para mentarlo como justificación a cualquier reforma en el Sistema Educativo. El primer error es que mide resultados sin tener en cuenta el entorno y las circunstancias sociales. Por lo que de entrada esta planteado de forma errónea. Siempre bajo mi perspectiva. Como ahora el economista Montoro se ha convertido en el nuevo experto en sociología de la pobreza y la exclusión infantil quizás tenga alguna matización que hacerme al respecto. Dicho informe lo elabora la OCDE, que no deja de ser la heredera del Plan Marshall, la mejor apuesta que ha realizado EEUU a lo largo de la historia para poder mantener su hegemonía política, económica y social sobre Europa y sobre el resto del mundo. Al final lo que mide es la capacidad cognitiva, pero por suerte las personas si las miramos de una forma integra, somos mucho más. Ese ha sido el gran fallo de la escuela, que se ha dedicado a la transmisión de conocimientos académicos, necesarios para desenvolvernos en la sociedad, pero se ha olvidado de que también es necesario que seamos personas, que formamos parte de la realidad y un entorno cultural, de que hay algo más allá de lo que conocemos y de la educación en valores.

Zapatero intento con la asignatura de Educación para la Ciudadanía, dar un primer paso para poder cambiar un poco la escuela, sin olvidar la perspectiva de que es parte del sistema y de que el margen de maniobra es muy limitado. La idea de era que además de lo académico, creara debates en los alumnos sobre lo que ocurre en el mundo, en nuestro país, en nuestra ciudad. Hay que partir de la premisa de que hay un rechazo generalizado a la política, se confunde la estructura de los estados y sus representantes, con la Política. La Política -la que se escribe con mayúsculas- es la que hacemos los ciudadanos, participando, hablando, debatiendo y construyendo. No interesa que nos demos que la sociedad la construimos nosotros, prefieren que pensemos que es otro el que la construye y que nosotros estamos relegados a ser los actores, en base a ese guión que nos han escrito los que manejan los hilos del poder. Todos hemos pasado por el sistema educativo, simplemente con contestar a esta pregunta, entenderéis lo que quiero decir: ¿cuantas asignaturas nos cuestionaron y nos hicieron pensar?. Ninguna.

Vuelve el ciclo, cambio de turno en el gobierno y por lo tanto cambios en la ley de educación. La misma estrategia de siempre, reducirlo todo a dos únicos debates, que resultan irreconciliables para la ciudadanía: el primero de ellos es el del modelo de gestión -publico, concertado o privado-; el segundo debate es el de la religión como asignatura. Desde luego son dos cosas importantes no seré yo quien lo niegue y las dos de alguna forma comentan uno u otro modelo de sociedad. Pero mientras seguimos dándole vueltas a algo frente a lo que no podemos hacer nada, pues la ley ya lo marca. No vamos al fondo de la educación, no debatimos sobre como queremos que sea el fondo, que queremos que trasmita la escuela, sobre que tipo de ciudadanos queremos cimentar nuestro futuro, que es más importante, que se debe enseñar en cada ciclo, cuantas horas al día de la vida de un niño queremos recluirlo en un centro, porque no se realizan más actividades fuera, para conocer el entorno, para estar en contacto con la naturaleza. Todo eso y muchas otras cosas importantes, de forma consciente nuestros gobernantes lo dejan en un segundo plano y nos entretienen con los dos debates que parecen lo único importante.

El año que viene comienza la aplicación de la LOMCE, la única ley de educación que no ha convencido a nadie, ni a profesores, ni a padres, ni a alumnos. Yo diría que ni siquiera al propio Rajoy, pero esta muy ocupado buscándose un futuro en alguna empresa, y ha decidido que este tema le da igual. Para eso contrato a Wert. Como la educación es una de las competencias transferidas a las asambleas autonómicas, cada una de ellas hada su propia interpretación de la misma. Aragón en la etapa de primaria ya ha decidido como lo hada: «tendrá más Matemáticas e idiomas, menos Lengua, Educación Física y Artística y la misma Religión». Una vez más estamos apostando por los conocimientos frente a las personas. Aunque lo que subyace es otro aspecto, que pasa desapercibido. Las Ciencias Sociales admiten la interpretación, el debate y el cuestionamiento. Todos podemos aportar algo. En cambio las matemáticas se basan el leyes y postulados exactos, que son de una forma concreta y no admiten cambios. Ese es el tipo de sociedad que quieren construir y por eso están cambiando el modelo educativo. Personas cuadriculadas, que solo admiten una forma de ver e interpretar las cosas, que no es afectada por las circunstancias externas. El individualismo frente a lo colectivo. Lo personal frente a lo social. La resignación frente al cambio.

La educación nos da las mismas oportunidades a todos, la única forma de poder garantizar esto es mediante un sistema público, de todos, no solo sobre el papel, sino en la practica. Abierto a la participación y en el que tanto profesores, como padres, como alumnos tengan el mismo poder de decisión. Una vez estemos en un plano de igualdad, podremos plantear los contenidos curriculares, y sobre todo que es lo que queremos que sea nuestra escuela, pero la de cada uno, no intentar aplicar este falso «café para todos», que al final no es para nadie. Ese debería de ser el reto y el debate.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Nuestro mundo /Lo público por Diego Navarro | Comentarios: 0

Jueves 27 marzo 2014
El comercio no siempre es justo

[Articulo de Blog - 10/03/14]Contrariamente a los que muchos creemos, el mayor lobby de presión no son las empresas farmacéuticas, el mayor lobby del mundo es el de la industria agroalimentaria. Lo cual no quiere decir que las farmacéuticas no ocupen el segundo puesto y que presionen a los gobiernos. Vivimos en el engaño de que existen muchas marcas que producen distintos alimentos, pero no es así. A pesar de lo que vemos por la tele, debajo hay diez corporaciones que se reparten el pastel a su antojo y deciden que es lo que comemos y cuando lo comemos. Aunque es considerada una teoría conspirativa, ya sabéis que me encantan, se dice que quieren controlar la súper-población del mundo a base de controlar lo que comemos, hasta aquí no suena descabellada la cosa, luego ya empieza la parte imaginativa sobre si rocían los alimentos con sustancias químicas, si los médicos recetando son parte del plan, etc. De momento lo único que si es real son dos cosas: por un lado que cada vez hay más química en lo que comemos; por otro que están aumentando los casos de cáncer. El mercado es cada vez más exigente y obliga a las empresas a que sus productos duren más tiempo, a que presenten un aspecto más apetecible y a que se diferencien unos de otros, por el alto grado de competencia.

Para saber más sobre las marcas de estas diez corporaciones, Intermón Oxfam ha realizado una campaña que bajo el nombre de Tras la marca [2], analiza todos y cada uno de los productos de estas marcas en función de distintos parámetros como son: propiedad de las tierras, trabajo de la mujer, relación con los agricultores, relación con los trabajadores, impacto sobre el cambio climático, transparencia en la gestión, uso del agua. Os recomiendo que os deis una vuelta por la campaña, la verdad es que es interesante e instructivo conocer las practicas de algunas de las empresas. Resultan sorprendentes algunas de las notas por altas, otras en cambio están en lo esperado e imaginado por todos.

El otro día estuvimos en el Simply de Barbastro y de casualidad me encontré con una bebida de la conocida multinacional de cafés Starbucks con la etiqueta fairtrade [3], no es la primera vez que la veo en un producto que de primeras no cumple ninguno de los principios del comercio justo. En Irlanda los kit-kat de nestle también llevan esta etiqueta. Para la empresa supone un reconocimiento comercial y una imagen más positiva. Por supuesto no pongo en duda que cumpla los mínimos requisitos para la obtención de dicha calificación, pero desde luego algo esta fallando si se la conceden a este tipo de multinacionales. No se trata de rebajar el comercio justo a una simple etiqueta de la industria agroalimentaria para vender a un sector determinado de la población como lo pudieran ser otras de las que vemos todos los días: light, sin grasa, sin azúcar, sin gluten, etc. Tampoco se trata de hacer un negocio como el de las denominaciones de origen.

El quid de la cuestión esta en que el comercio con justicia es una filosofía, una forma de ver y entender el mundo y actuar en consecuencia. Se trata de posicionarnos frente a las injusticias, a la explotación, a las diferencias norte-sur, a las situaciones de desigualdad. Se trata de contribuir con nuestros actos diarios a que el mundo sea un poco menos injusto. En definitiva a producir un cambio del sistema donde más le duele al capitalismo, en la forma que tenemos de consumir y de gastar el capital. Utilizar sus armas contra el. Pero el camino no es fácil, porque si todo el mundo gana lo justo, el precio final es más alto. A nadie se le escapara a estas alturas que el señor Roig, el señor Auchan o el señor Amancio Ortega se han hecho ricos sin explotar a nadie. Desde sus trabajadores en este lado del mundo a sus productores en el otro.

Al final se trata de intentarlo y de ser conscientes de las pocas cosas que podemos hacer que contribuyan a ese cambio que queremos ver en el mundo. No solo se trata de ser cooperante o voluntario, que también es un camino necesario, sino de consumir con coherencia y ver más allá de la marca, la publicidad o la moda. Informarse de como se produce, quien lo produce, en que condiciones y sobre todo que hay detrás. De repente cambiaran todas vuestras decisiones cuando vayáis al supermercado. A la larga puede que lo cambiéis por el mercado.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Economía por Diego Navarro | Comentarios: 4
Ultimo comentario: 28 de marzo de 2014 por Diego Navarro |

pages | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 88 |

Secciones

SPIP | Usa y difunde Firefox! | Enlaza con diegonavarro.org | The Ubuntu Counter Project - user number # 10074 | | counter | Seguir la vida del sitio