Lunes 1ro diciembre 2014
No me molan los Bancos de Alimentos

Se que es un tema controvertido, se que incluso resulta antisocial afirmarlo, se que a día de hoy es la forma más fácil que hemos encontrado de creer que somos solidarios, que estamos ayudando a los demás, de limpiar nuestra conciencia o incluso de intentar que la sociedad cambie. Son muchas las personas que colaboran en las recogidas de alimentos. Y son muchos los hipermercados que se apuntan al carro de recoger alimentos. Incluso en Ayuntamiento de Zaragoza, se ha apuntado a esta forma de limosna con su proyecto Zaragoza Redistribuye.

Pero... ¿Quiénes somos nosotros para decidir lo que deben de comer los demás?, si nos creemos aquello de que somos iguales y que la dignidad esta por encima de la situación económica o social. Lo justo en un sistema capitalista no seria que todos pudiéramos ir a comprar y elegir lo que queremos en un mercado de alimentos libre. Igual que hacemos nosotros cuando vamos a comprar. Pero parece ser que no, parece ser que cuando uno es pobre, debe de resignarse a comer aquello que los demás hemos decidido que nos sobra y que se lo hemos dado a un Banco de Alimentos. Al final lejos de hacer una buena acción, solo estamos contribuyendo a perpetuar la cadena de la pobreza y la exclusión, ya que lejos de ayudar a estas personas potenciando sus cosas buenas y dandole herramientas para que puedan auto-determinarse y salir de la espiral de la exclusión, lo que logramos es que continúen dentro.

Alguien dijo hace más de dos mil años aquello de «no se trata de dar peces, sino de enseñar a pescar». Mientras solo demos peces, el día que nosotros no podamos dar más peces, estaremos condenando a estas personas a que no puedan comer. En cambio si les ayudamos desde un proceso de intervención social, quizás lograremos a largo plazo cambios positivos que les permitan generar los recursos suficientes para ser autónomos. Y en ese caso tendrán el dinero para poder ir al super y comprar lo que quieran. Cierto es que al final es más fácil dar un kilo de macarrones al salir del Simply, que luchar por el cambio social y hacer procesos de acompañamiento a las personas que por la razón que sea lo necesitan. De la misma forma que es más fácil dar un poco del dinero que nos sobra a una onegé, que ser activista de cualquiera de ellas.

Cierto es que en algunos casos concretos si que resulta positivo una ayuda en especie, a la vez que se acompaña de ese proceso de acompañamiento que comentaba. Pero eso no puede ser la excusa para que una entidad pública, que es la responsable de que los ciudadanos vivamos en condiciones de igualdad de oportunidades, repara comida indiscriminadamente con el único objetivo de que se haga la foto algún politico que representa a un conocido partido socialista. Y nos cuente lo solidaria que es su iniciativa y lo mucho que van a ganar los Servicios Sociales. Al final es la consecuencia de poner al frente, como responsables de la política social, a personas que no saben de que va el tema. Lo malo de poner a alguien que sabe, es que es muy probable que tenga criterio para cuestionar las decisiones de quien al final controla el cotarro.

Pero el surrealismo de esta historia está en las recogidas navideñas de las grandes superficies, da igual una que otra, pues todas se han apuntado a este carro que les resulta más que rentable. En Navidades, época en la que todos nos rascamos el bolsillo, siguen la estrategia de recoger alimentos a la salida, ya que después de gastarnos casi doscientos euros en la compra de la cena de Nochebueno y/o la comida del día de Navidad, a ver quien no es capaz de comprar algún kilo de más de comida no perecedera para los pobres. Total que al final, lo que hacemos es comprar comida al precio que marca la tienda, para dárselo a un Banco de Alimentos y limpiar así el mal sabor que nos deja, cual Señor Scrooge en A Christmas Carol [1]. Al final quien más gana es la superficie comercial que nos obliga a comprar de más, a la vez que nos vende la moto de que esta siendo solidaria.

Si realmente queremos ser solidarios con los demás, lo que podemos hacer es ayudar a nuestro vecino, a nuestro tío, a la personas que viven en nuestro barrio. En definitiva a aquellos que sabemos que están pasando un mal momento. Así estaremos cambiando nuestro entorno y con ello el mundo, y no estaremos contribuyendo al enriquecimiento de aquellos que hacen negocio con la necesidad más básica: la comida.

Imagen | Llámalo X

Leer mas... | Articulo publicado en : /Nuestro mundo /Vivir en sociedad por Diego Navarro | Comentarios: 2
Ultimo comentario: 1ro de diciembre de 2014 por Diego Navarro |

Sábado 1ro noviembre 2014
Por la igualdad de oportunidades: #NoReformaIAI


El otro día estuvimos en la concentración que una vez al mes convocan desde el Espacio Derechos Sociales [2] que impulsa la Marea Naranja Aragón, Cáritas Diocesana de Zaragoza y el Colegio Profesional del Trabajo Social. En las concentraciones se pide la paralización de la Reforma del IAI que está impulsando el Gobierno de Aragón capitaneado por Luisa Fernanda Rudi. El IAI (Ingreso Aragones de Inserción) es el último recurso que los poderes públicos ponen sobre la mesa para que las personas que viven en una situación de pobreza y exclusión puedan tener un ingreso mínimo garantizado que les permita malvivir a ellos y a su familia. Esta recogido como derecho subjetivo para todos los ciudadanos que cumplan los requisitos recogidos en la ley [3], por lo que es un derecho social exigible.

Como actualmente vivimos en una sociedad con doble moral, es fácil posicionarse en el plano ideológico a favor de los grandes objetivos: la libertad, la igualdad, la solidaridad, etc. Pero a la vez tenemos muy fácil caer en la trampa del discurso oficial, que crea marcos lingüísticos como: «estas personas que reciben el IAI, viven de las subvenciones y no buscan trabajo», «no quieren trabajar», «si no hay dinero para ayudar a los de aquí, como vamos a ayudar a los de fuera» y otras muchas frases que seguro hemos oído. También es fácil posicionarse en este discurso cuando se hablan de cifras: «ya hay casi seis millones de parados», «ya han muerto a causa del ébola cuatro mil personas», . Estamos acostumbrados e inmunizados a estos comentarios y nos pasan desapercibidos. Además opera otras dos variables que desde pequeños nos van induciendo poco a poco y con una exposición prolongada desde los agentes de socialización: familia, escuela y mass media. Estas dos variables son el individualismo como forma de enfrentarnos a la vida y la doctrina del shock y del miedo para controlar a una macro sociedad de masas como la nuestra y poderla manejar al antojo de los que toman las decisiones en la sombra.

Pero volviendo al tema del IAI y del resto de ayudas sociales y mecanismos que intentan igualarnos un poco las oportunidades. Cuando las valoramos en frío, lo fácil es hacerlo con macro-datos y justificar una conducta individual negativa que solo mantienen dos o tres individuos y adjudicarla como la conducta de todo el grupo de personas que se ven obligadas por su realidad social a tener que ser perceptores de estas ayudas. Por esa razón para los políticos resulta muy fácil legislar en contra de todo este grupo, que además mantiene un indice muy bajo de participación electoral y de capacidad de denuncia social. La cosa cambia cuando no se trata de personas. Personas con nombre, que las ves, que te saludan, que las conoces. Entonces ya quien no ha recibido la contestación a su solicitud del IAI es Luis, Mohamed, Francisco, Fatima, Aaminah, etc... a la vez también son sus parejas y sus hijos, sus cuñados y hermanos, sus padres, etc... pueden ser tus vecinos, pueden ser personas que ves todos los día por el barrio, en el super, en el bus, por la calle... Y no podemos olvidar que quizás hoy no, mañana tampoco, pero es no dentro de mucho podemos ser nosotros los que estemos esperando esa resolución que nunca llega porque los políticos han decidido que las prioridades son otras. Que el gasto público no esta para cubrir las necesidades de los ciudadanos, de aquellos que no tienen nada, sino que esta para malgastarlo en otras cosas, cosas que seguramente impulsaran sus amigos y amigotes. Otras cosas que conllevan un enriquecimiento directo o indirecto, que casi siempre ilícito de forma presunta y a veces incluso legalmente ilícito,

Si pincháis podréis leer los análisis que han realizado desde Cáritas Diocesana de Zaragoza y desde la Plataforma de Profesionales de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza sobre el presente Proyecto de Ley del Ingreso Aragonés de Inserción.

Nos vemos en la próxima concentración.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Diario de campo /Vida reivindicativa por Diego Navarro | Comentarios: 0

Domingo 26 octubre 2014
#EstosíesRiqueza

#EstosíesRiqueza


El día 16 de octubre fue el Día Mundial de la Alimentación. Y el día siguiente, el 17 de octubre, el Día Internacional por la Erradicación de la Pobreza, los que me seguís ya sabéis que no soy nada fan de celebrar estas fechas concretas que marca la ONU, que solo intentan limpiar nuestras conciencias. Y las de los políticos con la intención de que amenos un día estén presentes esos temas en la Agenda Pública. Pero este año quiero aprovechar la coyuntura para hablaros sobre la pobreza y la exclusión social. La situación más dura que puede vivir una persona, solo superada por los síntomas de algunas enfermedades. Aunque sea hoy, de manera intencionada, diez días después.

Vivimos en un mundo que esta construido sobre la desigualdad. La pobreza es un término comparativo, uno es pobre o rico en función de con quien se compare, por lo que para que haya ricos, tiene que haber pobres. Esa es el pilar sobre el que se cimienta todo. Muchas veces caemos en el error de pensar que nosotros, que nos situamos en el medio, en la mal llamada clase media, no somos los responsables. Nos autoengaños creyendo que lo único que hacemos es sobrevivir como nos dejan, matarnos a trabajar para vivir un poco desahogados. En cierto modo tenemos razón, pues es el único camino que nos dejan recorrer. Pero eso no nos excusa de no hacer nada para que esto cambie. En nuestra mano esta intentar que todas las personas puedan vivir en igualdad de condiciones e intentar que dentro de las injusticias, al menos a nuestro alrededor todo sea un poco más justo. También es cierto que ir contracorriente es una decisión complicada y difícil de tomar.

Estos días se ha hablado mucho del ébola, que no deja de ser una manifestación más de las dinámicas exclusógenas de nuestro modelo de sociedad. La enfermedad fue descubierta en el año 1976 en el Zaire (actualmente, República Democrática del Congo), más adelante se extendió la cepa a Sierra Leona, Liberia y Nigeria. Desde entonces se ha intentado controlar mediante la cooperación internacional de Médicos sin Fronteras y otras oenegés. Mientras las grandes farmacéuticas, esperan al momento en que llegue a este lado del mundo para así asegurarse la rentabilidad de la investigación de un posible medicamento. No digo que no hayan investigado en estos años, que seguro que si, además de que han contado en Africa con un montón de individuos para la experimentación y las pruebas clínicas con humanos, sin casi restricciones. Lo cual nos lleva a otro ejemplo de desigualdad.

Como vivimos en un mundo donde todo es negativo. Solo hay que leer un periódico, ver un telediario, buscar por internet, salir a la calle, pasarse por el IASS, por los Servicios Sociales del ayuntamiento, etc. Es el momento de ser positivos, ya que al final la verdadera riqueza no es la capacidad económica de cada uno, sino aquellas actitudes personales que en nuestro día a día contribuyen a que esto cambie y con las que entre todos logramos que nuestra sociedad, nuestro entorno más cercano, vaya dando pequeños pasos que nos acerquen a la Justicia Social. El verdadero cambio siempre vendrá desde abajo, nunca desde arriba. La solución es compartir lo poco que tenemos, y no solo se trata de lo material, sino también de compartir nuestro tiempo con los demás, facilitar las cosas, regalar sonrisas, regalar abrazos. Así es como se inician las revoluciones.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Economía por Diego Navarro | Comentarios: 0

Domingo 12 octubre 2014
Lo que intentamos celebrar el 12 de octubre

¿Día de la Hispanidad?


Hoy es día 12 de octubre, un día de esos que todos tenemos marcado en el calendario porque es festivo en todo el Estado. Lo cierto es que nadie tiene muy claro que es lo que celebramos, así que depende de a quien le preguntemos o que canal de televisión pongamos, nos dirán una u otra cosa. Si me preguntáis a mi, yo como zaragozano tengo claro que lo que hoy celebró es el Día del Pilar, sin más historias. Y como ya sabéis que la Antropología me apasiona, la Ofrenda de flores es toda una expresión del folklore popular sobre la que se puede hablar e investigar, desde el origen, al porqué se hace hoy en día, pasando entre otras cosas por indagar que lleva a las personas a salir en ella año tras año. Sin olvidar la dicotomía de si es una expresión religiosa o cultural.

Pero volviendo a lo que hoy celebramos, la cosa está reñida entre:

- El Día de la Fiesta Nacional.
- El Día de la Hispanidad.
- El Día de la Raza.
- El Día de la patrona de la Guardia Civil.

Desde luego, es complicado decantarse por una sola acepción... yo propongo que al final el mejor nombre para la moto que hoy nos quieren vender sería: el Día de la Marca España, que lo dice todo sin decir nada. Algo últimamente más que habitual, con esta nueva acepción quedaría todo mucho más claro y los ciudadanos de a pie no nos haríamos tanto lío.

Otra de las cosas que más choca del día de hoy, es que se celebre con un desfile militar por la capital, cuando se supone que intenta ser el día de todos y no el día del Ministerio de Defensa. El anuncio de este año, como el de los anteriores, nos recuerda las palabras clave: día de todos; fuerzas armadas; todo ello aderezado con banderas y símbolos que llaman a sentirse parte de eso. Para concluir con el lema Dia de la Fiesta Nacional. Además este año no se han debido de dar cuenta y se les ha colado un emigrante en el vídeo.

Y para terminar todo el esperpento de día y para entender la intencionalidad de los que nos gobiernan, no os perdáis las declaraciones realizadas por el director de la Guardia Civil esta mañana durante el discurso del día de su patrona, en el que ha calificado a la inmigración de «masiva, violenta e ilegal». Que alguien le explique a este señor puesto a dedo y cuyo sueldo le pagamos todos, que nadie emigra por gusto, si no porque se ve obligado ha hacerlo por su supervivencia y la de su familia. Y que la forma de revertir la situación no es ni poniendo fronteras más altas, ni haciendo más «intervenciones ejemplares» de la Benemérita, la única forma es mediante la cooperación al desarrollo con los países de origen, para lograr la igualdad de oportunidades en todos los países del mundo. Pero claro, hemos recortado esa partida, es más fácil y barato hacer más grande la valla y poner más concertadas.

Total, que al final no hay #nadaquecelebrar.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Nuestro mundo /Politica por Diego Navarro | Comentarios: 2
Ultimo comentario: 12 de octubre de 2014 por Diego Navarro |

Sábado 11 octubre 2014
[Vlog] #subiendoalperdido2 (hasta el Lago Helado de Marboré)

Y un año y pico después, por fin he tenido algunos ratillos libres para poder montar el vídeo.

Leer mas... | Articulo publicado en : /Vida en videos por Diego Navarro | Comentarios: 0

pages | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 89 |

Secciones

SPIP | Usa y difunde Firefox! | Enlaza con diegonavarro.org | The Ubuntu Counter Project - user number # 10074 | | counter | Seguir la vida del sitio